La que se viste de verde por guapa se tiene

"She had lived, we´ll say, a harmless life, she called virtuous life, A quiet life, which was not life at all (but that, she had not lived enough to know)" -Elizabeth Barrett Browning-

viernes, julio 11

hogar, dulce hogar.

En un lado el asfalto. Todos los dias a las siete de la mañana. Monotonía, la misma canción que no tiene melodía. El sonido sordo de una hora en el tren. Vagón lleno de pacientes extraños con cara de póker. Mi propia cara de póker. El cansancio, el estrés, el dinero. Mi propia cara de póker.
En otro lado los parques, las metas a corto plazo que quedan a medias. Los maravillosos días grises de lluvia que hacen del verano algo especial. la fruta vendida por piezas. Las especias exóticas, las personas de todo el mundo, los miles de lenguas que se mezclan en un solo sonido, en una sola raza. La humanidad de la ciudad. La ropa, las tendencias, la comida, los pubs, las universidades, las oportunidades profesionales, las nuevas amistades.
En otro lado una playa, sol, calor. Amigos, familia, sonrisas, risas, tranquilidad, estabilidad, amor. HOGAR.

1 Comments:

At 7:53 p. m., Anonymous la prima postiza said...

Ay, mari flor! qué ganitas de saber de vosotros! ya me había acostumbrado a que ese lugar fuera mi hogar durante unos días cada año y a que vosotros fuérais mi familia...y lo extraño, fíjate tu!

 

Publicar un comentario

<< Home